6 de julio de 2012

Los 10 accidentes mas "bochornosos" durante el sexo

Los 10 Accidentes más "Bochornosos" durante el Sexo


Entre la pasión, el deseo, la excitación y la adrenalina que se vive durante un encuentro sexual, pueden ocurrir muchas cosas; entre ellas momentos inolvidables que recordarás con gran placer. Sin embargo, también puedes vivir situaciones un tanto vergonzosas que en el momento te harán sonrojarte, pero que con el tiempo serán anécdotas muy chistosas.

Y es que no sólo en la "primera vez" te pueden ocurrir momentos bochornosos, en los que no sabrás si pedir disculpas, reírte o seguir en la pasión.

1. Ser cachados en pleno acto. Ya sea en la casa de los suegros o en la tuya, que un policía les toque la ventanilla del coche, o tal vez tus hijos abran la puerta de tu habitación... Puede ser muy bochornoso, pues además de que te "cacharon con las manos en la masa" y terminaron con ese momento delicioso, tendrás que dar explicaciones de tus actos.

2. Romper algún objeto. Es vergonzoso que cuando estás dando lo mejor de ti, y estás a punto de llegar al clímax, de repente todo se venga a bajo porque la cama no aguantó y se rompió, o puede ser la silla, un sillón o hasta la puerta del baño o una ventana... Y es que uno nunca sabe a dónde te puede llevar ese momento de deseo y adrenalina.


3. Ruidos extraños. Cuando estás por primera vez con una persona que te gusta mucho, quieres que todo sea perfecto y que el sexo sea de lo mejor, pero la verdad es que durante los encuentros sexuales nada se planea. Puede ocurrir que debido al esfuerzo o al bombeo que se genera con la penetración que se te pueda salir una flatulencia, un acto natural del cuerpo. Es verdad que no es agradable, pero tampoco tienes que flagelarte por ello.

4. Atorarte con accesorios. Debido a que las mujeres se ponen muy coquetas para sus chicos, hay veces en las que sus accesorios como collares, aretes, pulseras y hasta el cierre de su pantalón o falda puede quedar atorado en el cabello o en el vello púbico; situación que será incómoda, pero nada que no se pueda solucionar quitándote esos artilugios.

5. Romperropas. Es verdad que ser impulsivos en la cama suele ser muy excitante, y más cuando te desprenden de la ropa con fuerza y pasión, sin embargo, ten cuidado con no romper nada importante, porque al regresar a la normalidad, no será agradable que tengas un botón menos en la camisa, que el cierre del pantalón ya no sirva o que las medias estén rasgadas, porque podrás ser blanco de comentarios no muy agradables.

6. Ropa interior. Suele pasar que tu pareja te sorprende llegando por ti al trabajo para llevarte a un lugar más íntimo, pero tú como pensabas que no lo ibas a ver te pusiste tus peores pantis, esas tan cómodas que casi ya no tiene resorte y uno que otro agujero... Lo mejor será que entres al baño y salgas totalmente desnuda, para que él no se dé cuenta de tus harapos.

7. Ser aventurero. Probar nuevas cosas con tu pareja es muy bueno, pero si estás pensando en sorprenderla con una nueva postura del Kamasutra que es muy extrema, tienes que tener en cuenta tu elasticidad y la de tu pareja, porque puede ocurrir que en pleno acto a alguno de los dos les dé un calambre o tengan algún accidente y será vergonzoso verte agarrándote la espalda del dolor.


8. Nauseas. Cuando una chica quiere complacer a su pareja con un excelente sexo oral, no significa que tenga que hacer lo que ocurre en la afamada película Garganta profunda, al tratan de llevar toda la virilidad de su hombre al interior de la boca; pues si no estás acostumbrada a ello, lo que puede ocurrir es que sientas nauseas y el encanto del encuentro habrá fracasado.

9. Malos olores. No es nada agradable que te besen con mal olor de boca o que con tus axilas no estén bien aseadas, y que hablar de allá abajito, donde los malos olores se concentran. Para estar con una persona en la intimidad es importante la higiene, porque en el momento pueden poner un pretexto para no continuar con el sexo y después pueden hablar muy mal de ti.

10. Eyacular sin control. Si existe mucha confianza y ya se conocen todos sus gustos, entonces no habrá problema, pero si es de tus primeras veces con tu pareja, y se te ocurra eyacular en donde sea sin pedir permiso, eso será tu peor error; porque sabrá que no te puedes controlar.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Blogger Templates