6 de julio de 2012

Maria Llopis, el postporno era ella

María Llopis, el Postporno era ella


Hace unos días María Llopis realizó una de sus performances virtuales en el centro de Madrid, en un espacio de carácter privado. Yo estaba invitado, pero una tonta confusión me impidió asistir. Lo lamenté mucho, porque María me parece una de las personalidades más atractivas e interesantes del porno español, bueno, del postporno español. Eso sería más exacto. Abanderada de una pornografía militante, alternativa y feminista, María Llopis ha difundido su mensaje a lo largo y ancho de este mundo con una proyección internacional poco frecuente por estas tierras. Ha expuesto, proyectado, conferenciado o actuado en centros tan prestigiosos como el Museo Nacional Reina Sofía, el Royal Institute of Art de Estocolmo, la Galeria Volte de Bombay o el Festival Sónar de Barcelona. Y su mensaje ha recorrido medio planeta, desde Montreal a Ljubljana, pasando, claro está, por Ámsterdam y Berlín. Recientemente, uno de sus autoretratos ha sido seleccionado para participar en una exposición que se celebrará en el Center for Sex & Culture de San Francisco. Y todo ello, sin perder un ápice de frescura creativa, manteniendo su discurso político y su provocadora actitud.

Licenciada en Bellas Artes y con un Master de Animación Audiovisual bajo el brazo, el trabajo de María Llopis tiene carácter polivalente, pero se centra en la fotografía, el vídeo y el live art. Su nombre comienza a adquirir relevancia y proyección al integrarse en el colectivo multidisciplinar “Girlswholikeporno”, donde empieza a desarrollar un trabajo sexualmente intenso y en el que se cuestionan continuamente los papeles sexuales del porno convencional. De este periodo son títulos como “Love on the Beach”, “Fantasía 21” o “La Bestia”, películas cortas, algunas de apenas unos pocos minutos, pero que reflejan abiertamente las preocupaciones sexuales de su autora. A saber: “Mi trabajo versa sobre orgasmo y violencia, sobre la sexualidad de las mujeres mayores, sobre la performatividad de nuestro género, sobre la violencia sexual, sobre el sexo virtual, sobre las maternidades alternativas, sobre los partos orgásmicos”, Toda una declaración de principios.

Siempre desde esa perspectiva de tratar desde una óptica eminentemente pornográfica, pero aceptando ciertos aspectos del porno convencional (es una reconocida fan de Belladonna), María establece un discurso transgresor en el que el sexo y el porno no dejan de ser herramientas políticas al servicio de la lucha contra la intransigencia, el puritanismo y la hipocresía sexual. También, claro está, su obra es una feroz defensa del feminismo pro sex o transfeminismo. En 2010 publica “El postporno era eso” (Melusina), un brillante, entretenido y atrevido repaso a las señas de identidad del postporno, desde una perspectiva personal e intransferible y, a menudo, íntima. El libro, además, es un recorrido por la Barcelona alternativa y radical y un desfile de personajes fundamentales en el ambiente queer de la ciudad.

La reflexión crítica que María Llopis realiza sobre el hecho pornográfico no está reñida con el sexo explícito, al contrario, con frecuencia el juego de géneros y de roles consigue estímulos más poderosos que los ya vistos del porno convencional. Algo que también queda patente en sus performances más recientes, en los que se zambulle vía web cam en los recovecos del sexo con desconocidos.

No me resisto a terminar este repaso a la figura de María Llopis sin citar la presentación que de ella realizó la artista Tejal Shah en la Galería Volte: “María Llopis (Valencia, 1975) es artista, activista, queer, post-pornógrafa, con un fetiche por viajar en bicicleta (siempre poniendo la diversión entre sus piernas). Vive en Barcelona, pero planea viajar en breve a las islas Andaman para realizar una performance en la que sangrará, libre de compresas y tampones, en plena naturaleza.”





“El trabajo de María Llopis sitúa la sexualidad / intimidad como poderosa fuerza de creación y como arma política necesaria para cuestionar la sociedad en la que vivimos”.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Blogger Templates